¿Te quedarías conmigo?

¿Quedarme contigo? ¿Para qué? Míranos, ya estamos peleando.

Pues, eso es lo que hacemos. Peleamos. Tú me dices cuando soy un hijo de puta arrogante y yo te digo cuando eres una pesada insoportable. Lo cual eres 99% del tiempo. No me importa insultarte. Me lo devuelves al instante, y vuelves a cometer el mismo error.

Entonces, ¿qué?

Así que no será fácil, será difícil. Y tendremos que echarle ganas cada día, pero quiero hacerlo, porque te quiero. Quiero todo de ti, para siempre, tú y yo, cada día. ¿Harás algo por mí? ¿Por favor? Imagina tu vida. 30 años de hoy, 40 años de hoy, ¿cómo se ve? Si es ese tipo, pues, vete. Vete. Te perdí una vez, creo que lo podría hacer de nuevo si supiera que es lo que realmente quieres. Pero no tomes el camino más fácil.

¿Cuál? No hay manera fácil, no importa lo que haga, alguien se lastima.

Deja de pensar en lo que quiere todo mundo. Deja de pensar en lo que quiero yo, en lo que quiere él, o lo que quieren tus padres. ¿Qué quieres tú? ¿¡Qué quieres tú!?

No es tan sencillo.

¿Qué quieres?

No es tan...

Carajo, ¿qué quieres?

Tengo que irme.

1 comentario:

[Princesa del Invierno] dijo...

no es tan sencillo? lo unico que se tiene que ser es egoista en la vida! por tener un poco de ego y ser creida no importa. eso de estar pensando solo en los demas no me gusta.
por cierto buenisimo blog! si quieres puedes pasarte por mi blog, por mi encantada!
besitoss :P