stand by me, nobody knows the way it's gonna be...

¿Es que todo está hecho para que termine? ¿Para que acabe? ¿Para que se desvanezca con el mínimo golpe? ¿Esto es vivir? ¿Amar con todo el corazón, y que se vaya con la misma facilidad? Creía en esto. Creía en el amor. Creía en la fidelidad. Creía en... vos. Siempre quise que esto funcionara, hacer las cosas bien. De hecho, las hice lo mejor que pude, y de mi parte no hay muchas cosas que culpar. ¿Alguna vez, experimentaste esa sensación de temblar, temblar cuando sentis que el golpe se aproxima? ¿Esa angustia al sentir que lo perdiste todo? ¿Que con una persona no sólo el se va, sino que tu vida, tus sentimientos, se van con él? ¿Alguna vez te pasó? ¿Alguna vez lo sentiste? Pienso siempre en que pasaría si no te tuviera, si te fueras. Es algo tan horrible. Siento cosas horribles, que no controlo. Esperando que ese momento nunca llegue, temiendo a que se vuelva una realidad. Esperando que ese "No te amo" nunca salga de tu boca. Que esos brazos sólo me abracen a mí. Que mis labios sean los únicos que quieras besar. Que cuando estamos acostados y me abrazás, me decis que me amas, que realmente lo sientas. Que cuando estés solo, sea conmigo con quien quieras estar. Que cuando quieras llorar, quieras a mi hombro a tu lado. ¿Es mucho pedir? Porque eso es lo que a mí me pasa, es lo que te ganaste en casi todo este año y seguramente sigas haciendo. Vos, que estás leyendo esto, ¿querés saber como va a terminar la historia? Después de 15 llamadas a mi celular que no voy a contestar y 30 mensajes que no voy a leer por revolear mi celular. Después de llamar a mi casa y decir que no puedo ni quiero hablarte. Después de llorar todo lo que no lloré el tiempo que me hiciste feliz. Después de hacer las cosas que me olvidé por la felicidad que traes a mi vida. Después de sufrir por todo lo que implica estar juntos. Voy a perdonarlo. Y voy a estar a su lado con una sonrisa que por momentos no la sienta verdadera, pero es lo que casi siempre logra, hacerme sonreír. Vamos a reirnos con tus bromas que me encantan. Vamos a estar jugando en la plaza a ver quién tira al otro al piso y reirnos por lo infantiles que somos. Vamos a ir por el shopping imaginando los futuros sillones que nuestra casa va a tener. Vamos a gastarnos monedas y monedas tratando de sacar el peluche que me gusta. Y así es nuestra relación, hermosa, la mayor parte del tiempo. Pero a la noche, cuando me llames antes de dormir como soles hacerlo a veces, corte y deje el telefono a un lado, voy a pensar y pensar y pensar. Pensar en las veces que me heriste, en las veces que me reemplazaste, en las veces que me hiciste llorar. Pensar en que esas heridas quizás cicatricen pero la marca va a quedar en mí. Pensar que, tenía razón con que la gente nunca cambia, y que estaba equivocada cuando crei que vos eras la excepción.

3 comentarios:

Car dijo...

Me sentí tocada hasta las entrañas. Es increíble como a una persona le puede estar pasando algo similiar que a uno.
Se me hizo una bola en el estómago; escribis hermoso (:
Besotes.

Cεℓεsтε Hυiℓεη dijo...

ame tu blog, lo ame, lo ame, lo ameee ldkfjlfdknfklgf.
La entrada también, me encantó, te juro.
Te sigo, sin ninguna duda !
Un besito !
http://wheenitrainss.blogspot.com/ ♥

One love, one heart dijo...

hermoso blog♥, te sigo!!
Pasate por el mio..
Saludos